ASESORAMIENTO Y SEGUIMIENTO DE FINCAS AGRARIAS

 

3.1- Evaluación,  recomendación y seguimiento de plagas

Evaluamos el nivel de incidencia de las plagas en el cultivo mediante trampas de monitoreo que se revisan periódicamente, y mediante controles visuales de campo.

Recomendamos una estrategia a seguir según la plaga mediante tratamientos con caldos minerales, extractos de plantas, purines o decocciones, mediante controles biológicos con microorganismos entomopatógenos , entomófagos y antagonistas etc…

 

3.2- Uso y manejo del agua

La eficiencia del potencial de fertilidad de un suelo está en dependencia del grado de humedad que mantenga el mismo, debiéndose evitar al máximo posible el sobre humedecimiento y resecamiento del suelo. Conocer cuándo y cuánto regar unido a una buena operación y mantenimiento de los sistemas de riego y drenaje, posibilita el suministro adecuado de agua a los cultivos y una larga vida útil de los equipos. El riego debe realizarse con agua de buena calidad. El uso de aguas residuales debe estar avalado por los organismos competentes. Aplicar el régimen hídrico de los cultivos según la fase de desarrollo en que se encuentre. Cumplir con las normas para el correcto montaje, conservación, mantenimiento y funcionamiento de los sistemas de riego y estaciones de bombeo. Crear condiciones para regar con medios rústicos cuando sea necesario. Implantar medidas para el correcto drenaje de las fincas.

 

3.3- Formación y seguimiento de la poda. 

Hacemos un control desde un inicio de los trabajos de poda de formación y  de mantenimiento, realizando las visitas necesarias para formar a los trabajadores y asegurarnos de que la poda se hace correctamente según nuestro criterio técnico.

 3.4-Gestión del suelo, cobertura vegetal y acolchados.

Gestión del suelo, cobertura vegetal y acolchados.

Prácticamente la gestión del suelo es la parte más importante de los trabajos agrícolas pues con él determinamos si un agrosistema es más o menos fértil. La sanidad de las plantas depende en gran medida de la fertilidad del suelo donde se cultivan.

 conservación de la humedad del suelo

En su gestión tratamos de que el suelo se   trabaje lo menos posible para permitir una cobertura vegetal permanente y con ella una mejor conservación de la humedad del suelo y una alto contenido de  microbiologia en el suelo. El acolchado nos permite mantener la humedad del suelo  y disminuir los riegos un 30% y permitiendo así  que la microbiológia aeróbica viva en la superfie del suelo, disminuyendo el crecimiento de flora adventicia.

3.5- Asesoría en uso, manejo, dosis, momentos de aplicación de la fertilización

Conocer el momento de aplicación de fertilizantes tiene un efecto significativo en los rendimientos de los cultivos. Aplicando los fertilizantes en el momento adecuado aumenta los rendimientos, reduce las pérdidas de nutrientes, aumenta la eficiencia del uso de nutrientes. La aplicación de fertilizantes en el momento equivocado puede resultar en pérdida de nutrientes, desperdicio de fertilizantes e incluso daño al cultivo.